compartir en:

Bautizadas como “Guerrilla de lencería”, chicas con todo tipo de cuerpos y colores de piel han salido a las calles de Nueva York para reivindicar la diversidad y luchar contra los tiránicos cánones clásicos.

La “Guerrilla de lencería” formada por más de 20 modelos de todas las tallas y etnias tomaron ayer Times Square para reivindicar la diversidad y acabar con los estereotipos y la supuesta “perfección’” impuesta por la publicidad, las marcas y la sociedad a las mujeres. #TheRealCatwalk (“la pasarela real”), como se bautizó en redes sociales, quiere lograr que “aquellas que se sientan mal con sus propios cuerpos y rostros al ver el famoso espectáculo de Victoria’s Secret encuentren otros referentes y abracen la diversidad”. Así lo ha explicado en su cuenta de Instagram Khrystiana, modelo, activista del movimiento body positive y organizadora del desfile.

Sí, hacía frío; sí, era aterrador, pero nuestra cálida energía nos hizo avanzar y mostrarnos en un escaparate inolvidable. Queremos que todas las mujeres se sientan fortalecidas, fuertes, hermosas. Ningún medio de comunicación debe dictarte cuáles son tus defectos y cómo debes cambiar”, escribía Khrystiana en Instagram dando las gracias a las mujeres que la acompañaron en el evento y que incluso llegaron desde distintas partes y países del mundo para desfilar.

A pesar de que según datos de The Fashion Spot, el pasado mes de la moda fue el más inclusivo de la historia con la fashion week de Nueva York a la cabeza (alrededor de un 40% de las modelos eran ‘no caucásicas’, además de incluir modelos transexuales o de género no binario así como chicas de talla grande o con discapacidad), todavía existe una falta de representación de la diversidad en las pasarelas que cada vez cuenta con más luchas espontáneas y valientes como las de la ‘Guerrilla de lencería’.