compartir en:

Ha sido mi compromiso desde que llegué a Nueva York hace un año -y el del Consulado General-, fortalecer mecanismos de apoyo para la población mexicana migrante de la región, adaptándola a las diferentes realidades que viven nuestras comunidades migrantes, particularmente a aquellas que se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad.

A pesar del incremento de los esfuerzos globales para fortalecer la defensa y promoción de los derechos humanos, aún existe la discriminación basada en orientación sexual e identidad de género. La comunidad mexicana LGBTQ es además susceptible a ser segregada por su calidad migrante.

De acuerdo con el Pew Research Center, se estima que hay aproximadamente 1.4 millones de adultos latinos LGBTQ viviendo en la Unión Americana, y un porcentaje importante reside en estados como Nueva York y Nueva Jersey; de acuerdo con un reporte del Center for American Progress se calcula que hay por lo menos 267,000 personas de origen latino LGBTQ que son indocumentados y por ende más expuestos a situaciones de discriminación y abuso por autoridades.

En el 2009, la Ciudad de México fue la primera ciudad en Iberoamérica en legalizar el matrimonio igualitario, incluso antes que metrópolis como San Francisco y Nueva York. Hoy en día, también en los estados de Quintana Roo, Chihuahua, Nayarit, Jalisco, Guerrero, Campeche, Michoacán, Morelos, Chiapas y Colima el matrimonio entre personas del mismo sexo está legalmente garantizado.

El año pasado, con el objetivo de impulsar la implementación de propuestas legislativas, acciones, programas y políticas públicas en materia de derechos humanos, México ingresó al Grupo Núcleo sobre Derechos de la Comunidad LGBTQ de la Organización de las Naciones Unidas.

Estas acciones, estas victorias, representan nuestra seguridad en decir que, en este su Consulado, se respeta a todas las personas, sin importar su sexo, identidad de género, orientación sexual, edad, religión, apariencia física, estatus socioeconómico, situación migratoria, origen étnico o discapacidad.

En este contexto, un contingente mexicano integrado por personal del Consulado General de México en Nueva York, nuestro Instituto Cultural, la Misión de México ante la ONU, las oficinas de ProMéxico y el Consejo de Promoción Turística en esta ciudad, y representantes de diversas organizaciones comunitarias mexicanas, estaremos participando este domingo 25 de junio en la marcha por la igualdad #NYCPride que se realiza anualmente a lo largo de la 5ª Avenida y de otras calles emblemáticas de la Gran Manzana.

Esta será la primera vez que el Gobierno de México tenga una representación importante en este evento, que simboliza lucha por la inclusión y diversidad, además de refrendar nuestra solidaridad con nuestra comunidad y los avances por fortalecer la protección de los derechos de los connacionales LGBTQ, tanto aquí como en México.

Los esperamos este domingo al mediodía.

 

Nos leemos la próxima semana en #MXNY