compartir en:

La semana pasada, aprovechando la oportunidad de dirigirme a ustedes en esta columna, comencé a dar respuesta a las consultas más frecuentes sobre medidas migratorias y otros temas de su interés, que me han manifestado en las reuniones que he tenido con ustedes y a través de redes sociales.

Los extranjeros que residimos en Estados Unidos,  con documentos o sin documentos, en el caso de que cometamos algún delito, sea una falta menor (misdemeanors) – como una infracción de tránsito – o violaciones migratorias – exceder estadía sobre el límite de visa – somos vulnerables a deportación. Según lo que ha venido informando el Gobierno de Estados Unidos, la Oficina de Migración y Control de Aduana (ICE) priorizará la deportación de personas indocumentadas que tienen antecedentes penales en este país.

¿Cuáles son los delitos que pueden ser causa de detención y posible riesgo de entrar en proceso de deportación? Hay una lista muy larga de delitos que son causa de deportación, pero los más recurrentes en nuestra comunidad son los siguientes: conducir bajo la influencia del alcohol o de drogas, violencia doméstica, ser detenido por posesión de drogas (aunque sean en pequeña cantidades), robos de objetos menores (lo que en inglés se le conoce como petty theft) y solicitar prostitución.

Soy residente permanente legal (green card), ¿Si tengo antecedentes penales o soy detenido por alguno de estos delitos, también puedo entrar en proceso de deportación? Todas los extranjeros que se encuentran en Estados Unidos pueden ser deportados o expulsados si comenten ciertos delitos. Es decir, la remoción puede afectar tanto a migrantes indocumentados como a extranjeros con visas temporales y a residentes permanentes legales que tienen una tarjeta de residencia, también conocida como green card.

Si soy detenido por un delito, ¿Seré deportado inmediatamente? No. Quienes sean arrestados serán enviados a un centro de detención a la espera de la resolución de su caso.

¿Hay redadas migratorias? En febrero se realizaron algunas detenciones de inmigrantes en los estados de California, Nueva York, Texas, Atlanta, Chicago y Carolina del Norte que generaron gran preocupación en nuestra comunidad. Pero es muy importante destacar que estos operativos se realizaron para la localización y detención de migrantes indocumentados que tenían un proceso penal y migratorio avanzado, por meses o incluso por años.

Los migrantes indocumentados están en una situación aún más vulnerable en este país. Es muy recomendable que respeten las leyes de esta nación que nos acoge, recordando también que así como tenemos derechos que nos protegen, también tenemos obligaciones y responsabilidad en el cumplimiento de leyes locales.

Los invito a que se acerquen ya sea al Departamento de Protección del Consulado o a nuestra Ventanilla de Asuntos Migratorios, para que de necesitarlo, consulten su caso con un abogado experto en inmigración.

Nos leemos el próximo viernes en #MXNY.