compartir en:

Recientemente Amnistía Internacional (AI) dio a conocer que un niño migrante de tres años de edad fue liberado luego de estar detenido por 16 meses en compañía de su madre. 

El menor de origen hondureño se encontraba en un centro de detención del condado de Berks, esto en el estado de Pensilvania. 

La madre del menor, escapó de Honduras luego de recibir amenazas de secuestro y agresiones físicas, por lo que pidió asilo en Estados Unidos, pero fue detenida junto con su hijo. Ahora el pequeño ha pasado más de la mitad de su vida en prisión, incluso ahí dentro aprendió a caminar y a hablar. 

No es el único caso

El caso de este menor es tan sólo uno entre decenas de niños y padres que se encuentran encarcelados.

Eric Ferrero, el director ejecutivo adjunto de AI en Estados Unidos, manifestó lo siguiente:

"La decisión de hoy es bienvenida, pero un alivio temporal para ambos. Seguiremos luchando para garantizar que las personas que entregan solicitudes de asilo reciban una audiencia justa y un trato humano”. 

Cabe destacar que las familias detenidas escaparon la violencia de sus países, tan sólo para ser detenidos en Estados Unidos 

Por lo que los miembros de AI esperan que todos los casos sean resueltos.