compartir en:

Las autoridades dieron a conocer que un niño de 3 años murió luego de comer un sándwich de queso a la parrilla en su preescolar en Harlem, Manhattan.

El pequeño era alérgico a los productos lácteos, hecho que le caso la muerte.

Elijah Silvera sufrió un shock anafiláctico y fue llevado al Centro de Servicios a la Familia de la Séptima Avenida en Harlem. 

Un representante del Departamento de Salud informó que por este motivo, el preescolar, que atiende a alrededor de 40 niños, fue cerrado este miércoles por la noche. 

"No hay nada más importante que la seguridad de nuestros niños y estamos profundamente tristes por esta tragedia", aseguró. 

Mientras que la familia se encuentra consternada por lo ocurrido.