compartir en:

El pasado 6 de septiembre en Carolina del Norte un policía atacó a Rueben Galindo, de 29 años, un mexicano que había llamado al 911 para informar que tenía un arma y pedía ayuda de la policía.

Así ocurrieron las cosas

Los hechos ocurrieron en el complejo de apartamentos de Hunters Pointe, ubicado en Charlotte.

El mexicano no explicó qué quería hacer con el arma ni para que necesitaba que las autoridades se presentaran.

Oficiales en acción

Cuando la policía arribó al lugar, Galindo se encontraba afuera de la residencia. Los oficiales le pidieron que levantara los abrazos y le ordenaron arrojar el arma.

Escena grabada

El momento fue grabado por una cámara que portaba el oficial en su cuerpo.

El mexicano quería rendirse

El jefe de policía de Charlotte-Mecklenburg, Kerr Putney, declaró a medios locales que el mexicano se negó a entrar el arma y al sentirse amenazado, el oficial disparó.

Mientras que la esposa de Galindo declaró a The Observer que su esposo llamó al 911 porque "quería rendirse",