compartir en:

Por más de 45 años un hombre empezó a ahorrar en una alcancía debido a que se dio cuenta que hacía gastos innecesarios, así que decidió juntar ese dinero sin saber que al final recaudaría una suma que ni él imaginaba.

Diario metía monedas en la alcancía hasta que un día decidió meterlas a garrafones de agua. Otto dice que en ocasiones alzaba los centavos que encontraba en la calle o en sus bolsillos y los metía junto con las demás monedas.

Durante varios años Otto ahorró hasta que un día por problemas de salud tuvo que romper esa racha ahorrativa.

El médico que lo atendía aseguró que la enfermedad que tenía no la podía cubrir, así que decidió recurrir a sus ahorros y en el banco tardaron más de 24 horas en contar todas las monedas que había ahorrado en casi medio siglo. Cuando por fin terminaron, le informaron que el monto ahorrado era de 5136 dólares con 14 centavos.

De igual modo, entre todas las monedas se encontró de colección, que vale alrededor de 2 mil dólares.

Tras esta noticia Otto no se arrepiente de todos los años ahorrando pues ahora podrá atenderse.