compartir en:

En medio del miedo en el que viven sumergidos tantos inmigrantes desde que el presidente Donald Trump llegó al poder, algunos casos devuelven la esperanza y la fe a tantas familias que temen ser separadas por la deportación, un ejemplo es el caso del mexicano Rómulo Avelica, de 48 años, quien fue arrestado en febrero pasado por agentes de inmigración cuando llevaba a su hija a una escuela de Los Ángeles, pero su deportación ha sido suspendida gracias a que la novena Corte de Apelaciones estadounidense así lo ordenó.

El caso de Avelica, quien enfrentaba una orden de deportación inmediata tras vencer el plazo legal, se difundió por un video tomado por su hija de 13 años con un celular, en el que se mostraba el momento de su detención el 28 de febrero frente a la escuela de Highland Park, en el Este de LA.


Foto: Telemundo

Este lunes, la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA, por sus siglas en inglés), otorgó a Avelica una suspensión de emergencia que evitará su deportación, mientras el organismo revisa su caso.

DETENCIÓN

Avelica fue detenido por cargos de conducir en estado inconveniente en 2008 y por comprar mercancía robada en 1998, aunque se le retiraron esos cargos tras presentar en junio un amparo en torno a esos dos casos.

Su abogado dijo que la familia solicitó una visa U para las víctimas de crímenes violentos, pero se le dijo que la solicitud no será considerada hasta que lo resuelva el juez.


Foto: La Opinión

“Ahora pedimos a la BIA que reconsidere su decisión anterior y reconozca que el señor Avelica debería tener derecho a quedarse en Estados Unidos”, dijo Alan Diamante, abogado de inmigración en representación del migrante.

El mexicano reside en EU desde hace 25 años en el vecindario de Lincoln Heights, en Los Ángeles.


Foto:Los Ángeles Daily News