compartir en:

El holandés Luuk de Jong no llegará al América para este torneo, pero América se encuentra negociando con uno de los consentidos de la afición azulcrema, se trata del mexicano Raúl Jiménez, quien jugaría seis meses a préstamo en la Liga MX con la finalidad de obtener más ritmo en la cancha y así llegar en óptimas condiciones al Mundial de Rusia.

El propio jugador mexicano confesó que la directiva azulcrema se ha puesto en contacto con los dirigentes del Benfica, equipo que es dueño de los derechos federativos del mexicano, para repatriar al delantero azteca.

"Hubo un acercamiento con América. Baños me estuvo hablando, a ver en que acaba. Sería a préstamo para seis meses. Más que nada para jugar de cara al Mundial. Es un trabajo entre el América y el Benfica”, declaró el atacante a Marca Claro.

 

En la actual temporada, Jiménez ha desempeñado un papel secundario con el Benfica, pues sólo ha disputado 772 minutos repartidos en 26 partidos en los cuales ha entrado de cambio en su mayoría para los últimos 10 minutos.

"Tengo dos años y medio en el Benfica, llegué en agosto del 2015. Ha sido una temporada difícil entre una lesión y que no he tenido los minutos que yo quiero. Espero que este año sea mejor y voy a luchar para conseguirlo", declaró el artillero.

VOLVERÍA AL BENFICA

En caso de concretarse el préstamo del delantero, Jiménez volvería a Portugal después del Mundial de Rusia para seguir peleando por un puesto titular y en caso de no ser requerido con los lusitano, buscaría acomodo en algún otro equipo del Viejo Continente.

Yo tengo grandes sueños que cumplir y formarme un nombre y me quiero quedar. He marcado goles importantes y eso me ha llevado a conseguir el cariño de la gente".