compartir en:

El defensa de las Chivas considera que nadie salió más perjudicado o beneficiado del conflicto de las últimas dos semanas 

Después de que el martes Chivas anunció que su defensa Oswaldo Alanís sí podrá jugar con el equipo en el presente torneo, pero no renovará contrato con el club, el jugador ofreció su primera conferencia de prensa y aseguró que no guarda rencor hacia la directiva.

“No fue algo que fuera de vida o muerte o que me hiciera daño, estuve pensando que se resolvería de la mejor manera. No hay un tema de rencor o algo, al contrario, estoy muy contento de seguir jugando para el equipo. Pasó la polémica”.

Alanís fue enviado hace unas semanas a entrenar con el equipo de Segunda División debido supuestamente a que no quiso renovar su contrato porque no aceptaron aumentar su sueldo. Posteriormente, fue integrado al primer equipo, pero únicamente para entrenar sin tener actividad en el torneo.

El zaguero negó que haya exigido un amento salarial y afirmó que la directiva y él llegaron a un acuerdo aunque por cuestiones de confidencialidad no quiso explicar en qué consistió éste, pero se sabe que después concluya su contrato jugará con un club español.

Después de este conflicto, Alanís considera que “fue un ganar y ganar” para ambas partes y ninguna de las dos salió más beneficiada o perjudicada a pesar de que su contrato expirará a mediados de este año y el Rebaño no podrá venderlo.

El Pelado se sintió como el villano de la historia

El entrenador de Chivas, Matías Almeyda, considera que se manejó mal el tema de Oswaldo Alanís y que la prensa desvirtuó sus palabras durante este periodo por lo que en algunos momentos se sintió como el villano de la historia.

“Está quien repite lo que digo y quien le agrega palabras. Realmente me está cansando el tema cuando se desvirtúa la comunicación que no es exacta o adecuada para crear malestar. Sentí que el que quedaba como el malo de la película era Almeyda".

El argentino resaltó que fue él quien pidió conservar al jugador, al menos para este torneo, pero en cuestiones contractuales no interviene, por lo que es falso que él se hubiera negado a que el defensa jugara con el equipo y sólo entrenara.

“Me llamó Jorge y me consultó si podía tenerlo hasta junio y como yo lo quería no tuve problema en decir que sí"