compartir en:

En las redes sociales ha tomado relevancia el caso de una mujer que después de asesinar a sus cuatro hijos pequeños, los metió en cemento.

"No podía hablar de esto con nadie, la conciencia me remordía y pensaba en el siucudio". Mayumi Saito 

Este martes, una mujer de 53 años fue detenida por la policía en Osaka, Japón, luego de confesar que descuartizó a sus cuatro bebés y metió sus restos en cubos de cemento por un periodo de cinco años.

De acuerdo con The Japan Times, las autoridades de aquel país hallaron cubos de cemento en el clóset de una vivienda en Osaka.

La mujer decidió confesar su atroz crimen, cometido entre 1992 y 1997, y aseguró que ‘tuvo que hacerlo’ ya que no contaba con los recursos para mantener a los niños.

Cada cubo tenía 30 centímetros de altura, y en su interior se encontraban los huesos humanos de cuatro recién nacidos.

Saito, aún se encuentra en interrogatorio para conocer todos los detalles del caso.