compartir en:

Dos sujetos intentaron entrar a robar a una casa pero todo les salió muy mal, cobrando la vida de uno de los asaltantes.

Ambos ladrones entraron a la residencia mientras el dueño dormía, pero la esposa de éste se dio cuenta y comenzó a gritar para pedir ayuda. 

Por lo que el dueño despertó y salió al patio, disparó un revolver, hiriendo a uno de los dos sujetos, quien cayó en una piscina y terminó  ahogándose en ella.

Mientras que el segundo ladrón escapó del lugar.