compartir en:

Texto y Foto: Gery Vereau.- Alejandro Olmedo, tenor mexicano con 624 conciertos sobre sus hombros, 260 de ellos en Rusia, y con 64 países visitados, fue nombrado Gran Mariscal del Festival del 5 de mayo de El Barrio en Nueva York, y además planea un giro en su carrera.

El anuncio lo hizo el promotor guerrerense afincado en la Gran Manzana, Mayito Pavia, dejando notar que Olmedo es un tenor mexicano que viene del pueblo y regresa hacia el.

“Es un gran honor anunciar que nuestro tenor internacional será Gran Mariscal del Festival del 5 de Mayo en El Barrio y que prepara su ingreso al canto popular,” dijo Pavia.

El festival se realizará el 6 de Mayo, de 9 AM a 6 PM en la calle 109, entre la 2da y 3ra avenida de Manhattan.

El tenor sostiene que a la muerte de Juan Gabriel ha quedado un vacío difícil de llenar en la cultura mexicana, pero se prepara a incursionar en la música popular con un estilo propio, sin invadir los fueros del Divo de Juarez.

“Después de haber recorrido 65 países y haber dedicado 20 años de mi vida a la la ópera, estudiando el bell canto y volcando mi arte en escenarios internacionales ahora quiero regresar a mis orígenes, a mi México, con boleros y rancheras, para entregarle a México lo que he aprendido,” dice Olmedo a Diario de México edición USA.

De esa manera el cantante clásico, agrega, desea enriquecer su carrera. Olmedo empezó su carrera en su natal Guerrero cantanto rock, luego emigró a Nueva York, donde comenzó a cantar música mexicana en el restaurante Victor’s Café de Manhatthan.

Allí fue descubierto por el famoso tenor Plácido Domingo, quien lo invitó a cantar en el año 1999, para los ahora ex- Reyes de España, Juan Carlos y Sofia, en el restaurante mexicano “Pampano” que el tenor español tiene en Nueva York.

Ese día cautivó a los reyes con La Traviata y la inmortal canción mexicana “El Rey”. Incentivado por Plácido, decidió perfeccionar su voz, entonces abandonó su trabajo en el antro neoyorquino para viajar a Verona, Italia, a estudiar ópera de las mismas fuentes del canto culto, durante 5 años.

En Nueva York, donde vive hace 24 años y que “es una ciudad a la que le debe todo y no tiene nada que reprocharle”, ha cantado en el Repertorio Español de NY, en El Metropolitan Opera, en New York Opera en Central Park, y ha recorrido Rusia y Japón, entre otros países.

Finalmente, el tenor Olmedo dice que incuersionará en lo popular pero seguirá cantando opera, porque “quiere demostrar que México es un país de arte y música de primera calidad y que no es un país de ladrones y narcotraficantes, como dice Donald Trump, que sabemos salir adelante en cualquier parte del mundo donde nos encontremos”.