compartir en:

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, expresó su felicidad por la aprobación de la Reforma Fiscal en el Senado, la cual fue criticada por grupos de derechos civiles que denuncian que sólo beneficiará a los ricos y será costosa para la clase media nacional.

Las “políticas en este proyecto de ley reducirán los impuestos a las familias trabajadoras y pondrán a nuestra economía en un camino de prosperidad económica sostenible y creación de empleo”, aseguró el mandatario.

“¡Gracias a los republicanos de la Cámara de Representantes y del Senado por su arduo trabajo y compromiso!", escribió el mandatario en su cuenta de la red Twitter.

Los senadores republicanos, que mantienen la mayoría en la Cámara Alta, lograron aprobar la ley con 51 votos a favor y 49 en contra, después que el proyecto fue modificado en varios de sus apartados para convencer a los legisladores que se mantenían renuentes.

Tras una maratónica sesión de 11 horas, los republicanos votaron la madrugada de este sábado a favor de una ley que agrega más déficit al sector público en los próximos 10 años, recorta impuestos a las corporaciones y los eleva a quienes ganan menos de 75 mil dólares.

El nuevo plan tributario hará explotar el déficit de Estados Unidos al agregar más de 1.4 billones de dólares en 10 años.

El proyecto de ley del Senado también eliminaría la elegibilidad para el Crédito Tributario por Hijos de ciertos inmigrantes que pagan impuestos, lo que amenaza el bienestar de casi cuatro millones de niños latinos estadounidenses.

Esta medida afectará casi todos los rincones de la economía de esta nación.