compartir en:

El presidente estadounidense Donald Trump impuso este martes un escrutinio más riguroso a las solicitudes de refugio de inmigrantes de 11 países, al concluir el periodo de prohibición de viajes durante 120 días.

El Departamento de Seguridad Interna (DHS), señaló que las nuevas medidas incluyen una mayor recolección de datos para investigar a los solicitantes, mejor intercambio de información entre agencias federales, y nuevos procedimientos para el entrenamiento de agentes.

“Aunque las nuevas medidas son adecuadas para reanudar las admisiones de refugiados, también han concluido que se requieren revisiones adicionales en profundidad para refugiados de 11 países”, indicó el DHS.

La notificación oficial del DHS no identifica a los 11 países incluidos en la medida, y se limita a señalar que son naciones que han sido previamente consideradas como un mayor riesgo a la seguridad nacional de Estados Unidos.

"Los solicitantes de esos países de alto riesgo serán procesadas caso por caso durante un periodo adicional de revisión de 90 días, consistente con nuestros intereses nacionales”, apuntó.