compartir en:

El presidente Donald Trump anunció este miércoles su decisión de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y en consecuencia trasladar la embajada de Estados Unidos a esa ciudad, que es disputada también por los palestinos como sede del poder de su futuro Estado.

Funcionarios de la Casa Blanca señalaron que la decisión de Trump se debe no sólo a una promesa hecha durante la campaña presidencial, sino también a la realidad actual de esa ciudad.

“Vemos esto como un reconocimiento de la realidad histórica que Jerusalén ha sido la capital de los judíos (...) desde tiempos ancestrales", dijo un funcionario que habló con periodistas bajo la condición de permanecer en el anonimato.

Destacó que en la actualidad la ciudad es un asiento de casi todos los ministerios del gobierno israelí, del Congreso y la Suprema Corte, desde la fundación del moderno Israel en 1948.