compartir en:

Desde la llegada de Donald Trump al poder, todo habitante que vive en Estados Unidos y se encuentra ahí en calidad e inmigrante, especialmente los latinos, se han enfrentado a una serie de cambios y acciones coordinadas por parte del nuevo gobierno que atentan contra sus derechos humanos y ponen en peligro su estabilidad y la de su familia. 

Estos peligros como las deportaciones masivas o la nueva y polémica ley “Muestra tus papeles” se veían venir desde las campañas presidenciales, sin embargo hay cambios que se han hecho de manera improvisada y además, algunos de estos podrían considerarse contrarios a la ley. 

De manera más concreta, el Diario de Nueva York publicó el día de hoy una nota en donde informó que el gobierno del empresario convertido a político está escondiendo la información que permitirá saber a quién, cuándo y cómo están deportando a pesar de que esta información es considerada como pública. 

No obstante, el gobierno de Trump ahora alega que no es obligatorio dar a conocer los detalles sobre los inmigrantes que ordena arrestar por medio de los llamados “detainers”, también conocidos como “immigration holds”, informó el medio local. 

Ante esta controversia, Sue Long, directora del proyecto de análisis de datos de la Universidad de Syracuse (Llamado TRAC, por sus siglas), dijo en una entrevista con La Opinión que su entidad presentó esta semana una demanda contra el gobierno bajo la ley FOIA, el Acta Federal de Libertad de la Información. 

“Estos datos son esenciales para determinar si el programa de deportaciones y el uso de “detainers” son tan efectivos como supuestamente alega el gobierno y también es un punto central en la lucha de la Casa Blanca con las llamadas “ciudades santuario”, expresó Long. 

De acuerda con la información brindada por el medio antes mencionado, es indispensable que el público tenga acceso a esta información ya que es la única forma de saber si los migrantes detenidos  al final son arrestados o deportados.