compartir en:

El gobernador de Virginia, Terry McAuliffe declaró estado de emergencia en la ciudad de Charlottesville tras los violentos enfrentamientos entre supremacistas blancos y contramanifestantes del movimientos de extrema izquierda.

CONSIGNAS​

La marcha convocada para este sábado en el campus de la Universidad de Virginia, con sede en Charlottesville, para exigir la demolición de la estatua de Thomas Jefferson, fundador de la prestigiosa universidad de la localidad, generó divesos choques violentos entre los asistentes. 

El desacuerdo llegó al grado de que algunos de los presentes gritaron consignas como: “los judíos no nos reemplazarán”, “Un pueblo, una nación, terminemos con la inmigración”, "Las vidas de los blancos importan" o "No nos reemplazarán". 

Mientras, las autoridades se encuentra investigando a los grupos que fomentan la violencia racial en una manifestación que fue descrita como “el mayor encuentro de odio de su clase en décadas en Estados Unidos”.

EN LA RED

En las imágenes difundidas en redes sociales se ve a un grupo de estudiantes de la Universidad de Virginia a los pies de la estatua de Jefferson con una pancarta en la que rechazaban la acción de los supremacistas blancos. Además, diversos videos donde se observan violentos encuentros entre los asistentes.

Según el diario local Daily Progress, al menos una persona fue arrestada y varias resultaron heridas.