compartir en:

A través del portal The Huffington Post, una mujer de herencia irlandesa dio a conocer el caso de su esposo y su hija, quienes viajaban en United Airlines.

El hombre de origen mexicano y su hija de tres años provenían de Cancún, México a New Jersey, tras aterrizar el avión, un hombre en estado de ebriedad lo acusó de “traficar” con la niña.

 “Otro pasajero del avión, quien estaba ebrio, acusó a mi marido de traficar con la niña. Afirmó que mi hija, de piel clara, no se parecía a su padre mexicano, lo que avivó su sospecha de un secuestro. El pasajero no tenía ningún otro fundamento para su afirmación”, escribió Maura Furfey, esposa del “acusado”.

Ante tal acusación, la Autoridad de Puertos y Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) le indicó al mexicano de que bajara del avión.

“Una vez fuera del avión, cuatro agentes de la  CBP le hicieron varias preguntas, pero él no sabía lo que estaba pasando. Nuestra hija comenzó a llorar ante tal conmoción”, narró la esposa en su texto.

Al hombre le preguntaron detalles sobre su hija y hasta el certificado de nacimiento, pero tras responder los cuestionamientos del personal de CBP proporcionó el teléfono de su esposa, a quien llamaron para que verificara la versión de su marido.

“Me llamaron, me hicieron las mismas preguntas a fin de verificar la historia”, escribió.

Finalmente la mujer expresó que al personal de Migración no le importó que su esposo tuviera “green card y en su pasaporte se leyera el mismo nombre, además de que tenía una carta notariada de que ella estaba dejando viajar a su hija a México durante una semana”.

Tras la queja que levanto Maura, la aerolínea United, le ofreció una disculpa y $100 dólares.