compartir en:

De acuerdo a las autoridades educativas locales de la provincia de Anhui, un profesor de la escuela secundaria de Hefei, fue suspendido y recibió una advertencia administrativa por haber golpeando a 38 estudiantes en la cara.

Después de que los hechos quedaran grabados, el profesor ofreció una disculpa a las víctimas y a sus familias, quienes se negaron a aceptar las disculpas del maestro.

El 1 de septiembre, un estudiante de 8º grado en el distrito suburbano de Changfeng filmó en secreto la escena en la que su maestro, Zhang Haitao, se encontraba al frente de la clase y golpeó a los estudiantes en la cara uno a uno.

"Mi nieta, fue abofeteada por el maestro, pero ella es demasiado joven para atreverse a contarme acerca de su aterradora experiencia", dijo Sun Suying, una abuela de uno de las afectadas. "Cuando me enteré y le pedí que abriera la boca, vi sus dientes sangrando."

Por otro lado, Sun Tao, director de la escuela, dijo que se sorprendió al enterarse de las bofetadas.

"Zhang tiene muchos años de experiencia docente, debería haber sabido que esto era inaceptable", dijo Sun.

Asimismo, Gao Yucun, profesor del condado de Changfeng, dijo que la oficina de educación del condado enfatiza cada año que tales castigos están prohibidos.

"En cualquier caso, la personalidad de los adolescentes está significativamente afectada por el comportamiento de sus maestros", dijo Yan Wansen, profesor asociado del Instituto de Psicología de la Academia China de Ciencias.

"Cualquier acción o violencia impetuosa puede perjudicar la salud mental de los estudiantes. Ser golpeado en público es definitivamente un abuso y puede incluso conducir a la melancolía, que puede necesitar consejería y psicoterapia para aliviar el trauma psíquico".

Hasta el momento la oficina local de educación y el departamento provincial de educación todavía están investigando porque cometió este acto.